• Lutz Woodward posted an update 3 weeks, 6 days ago

    En función de cada proyecto, podemos utilizar la inyección de material (Material Jetting), cualquiera de las otras tecnologías ( Powder Bed Fusión , Fused Deposition Modelling ), normalmente más avanzadas que la impresión 3D.

    Lo que sucede desde hace años (más menos diez años desde el momento en que se liberalizó la impresión 3D) es que esta tecnología está al alcance de todo el mundo debido, por un lado, a la bajada de costos y, por otro lado, a la apretura de dicha tecnología.

    Como cuando tenemos dudas de este género lo primero que acostumbramos a hacer es preguntarle a alguien que ya tiene el dispositivo que nos resulta de interés, hemos estado hablando con ciertas personas que ya se adquirieron una impresora 3D en su día. En el primer caso, ya se ha dado la primera creación de un material con propiedades parecidas a las del tejido humano Este tipo de material está compuesto por miles de gotas de agua conectadas y encapsuladas dentro de películas de lípidos y pueden realizar ciertas funciones de las células , e interactuar con el resto tejidos de nuestro cuerpo. Mas lo que es más sorprendente es que ya se han realizado implantes de prótesis más allá de la odontología Es el caso de un estudiante de secundaria de Rojo, que ha creado una prótesis robótica con una impresión 3D. Este brazo robótico tiene un coste de quinientos dólares estadounidenses, unas 160 veces inferior a los que se construyen por los métodos tradicionales, por lo que podría llegar a la mayor parte de los hogares, con independencia de su poder de adquisición.

    En los últimos tiempos la minoración de costos de producción de las impresoras 3D y la adaptación del código abierto del software que emplean las impresoras está acelerando su expansión, lo cual ha comenzado a tener un impacto en otros campos de la ciencia, como en la biología y medicina, dando paso a que numerosos equipos multidisciplinarios de científicos y también ingenieros trabajen para resolver las limitaciones actuales de esta tecnología. Aunque el tipo de impresoras —y el material empleado, titanio en este caso— difieren mucho de las impresoras 3D más habituales y conocidas (que imprimen con materiales plásticos y resinas) la técnica de fabricación se basa esencialmente en el mismo principio. El uso de las impresoras 3D se está propagando al ámbito de la automoción de tal forma que Ford anunció hace poco que empezaría a incluir en sus modelos piezas salidas de una impresora.

    A través del diseño virtual, la Inteligencia Artificial y la impresión en 3D, esta compañía está desarrollando una metodología que dejará el prototipado veloz de automóviles a medida y también incluirá al consumidor en el proceso creativo. Para que este sitio funcione adecuadamente, y con el objetivo de valorarlo y mejorarlo, tenemos que almacenar archivos pequeños (llamados cookies) en su computadora Más del 90 por cien de los sitios web lo hacen, sin embargo, desde el veinticinco de mayo dos mil once se nos demanda por regulaciones de la UE obtener su permiso primero.